lunes, 8 de marzo de 2021

Svokdos o.p 1341

 

Inspirado en un comentario que dejé a Eli

Música:



24 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Cuando se mira la estela que deja atrás tu barco, suele serlo.

      Bss

      Eliminar
  2. Tu estela tiene el brillo de las alas de las olas que navegan en la eternidad de los océanos.
    La muerte, mejor a lo lejos, en el horizonte perdido del eterno retorno.
    Besos, Cyrano melancólico.
    La imagen y la música, belleza al cubo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo podías decir más alto...pero no más bonito

      Bss, leona y mujer poeta.

      Eliminar
  3. Ayyy que triste...creo que es verdad en muchos casos...me gusta pensar en otro horizonte..Hermosa foto y sentir como siempre.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El horizonte que queda a nuestra espalda no tiene más sentido que el del límite infinito de los olvidos.

      Gracias.

      bss

      Eliminar
  4. Ohh delicioso.
    Casi Lorquiano te diría, la imagen construída con sin excesos,contundente y absolutamente sensible.
    Precioso, precioso.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... para ser lorquiano le faltaría decir "gaviotas ahogadas en alquitrán"
      Y más gracias.

      Bss

      Eliminar
    2. ajaj..nono, gaviotas muertas le da más entidad lorquiana creo...

      aunque las gaviotas de nuestra realidad, es cierto que se ahogan muchas veces en alquitrán.
      Besito.

      Eliminar
  5. Tan hermoso como demoledor… Como lo es el tiempo y aquello que dejamos atrás (sin vida); pero también hay gaviotas que no dejan de revolotear y traer vientos cálidos…

    Un placer, querido amigo…
    Abrazo grande, y muy feliz semana 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hay tantas gaviotas! Las asesinas de Hitchcock, las cursis de Juan Salvador, la del cuento del gato y la gaviota... las ladronas que sobrevuelan el mercado de Helsinki... O el albatros de Baudelaire...
      Gracias.

      Bss

      Eliminar
  6. Certero. Cada cual leerá con su vida y sus sueños las gaviotas que va dejando atrás... Me identifico con esa metáfora. Inevitablemente vamos dejando lastre.

    Abrazo más que agradecido, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en ese lastre que dejamos...van algunas plumas de nuestras alas... quizás volamos menos, pero andamos, más lentos, pero más seguros.
      Abzo

      Eliminar
  7. He tenido que leer dos veces, porque en mi mente estela iba asociado a imágenes bellísimas, así que lo has logrado, me ha impactado. Y luego, esa maravillosa Conchita Piquer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro. Pues mi próximo post está inspirado en el comentario que te dejé hace unos días... pero es sinpuntosnicomas, así que ve tomando aire :)))


      Bss

      Eliminar
    2. Así que he sido tu musa por un día, ¿es eso?

      Eliminar
    3. Pues sí, fue a propósito de tu madurez y equilibrio respecto a tu ex y su "de momento aún no su ex2) :))

      Bss

      Eliminar
  8. Vas dejando joyas poéticas... por donde quieras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humildes miguitas de pan. Si no me sirven para volver por lo menos serán alimento para los pajarillo poéticos (no muy exigentes) :))

      Bss

      Eliminar
  9. Me encanta la foto, me encanta la frase, me encantas tú.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Y tanto.
    En esas estelas que dejan ciertos barcos, hay demasiada vida con forma de gaviota muerta.
    Excelente foto y texto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Nunca había pensado en ello.
    Siempre las vi vivas revoloteando alrededor.

    Besos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.