viernes, 3 de diciembre de 2021

Svokdos o.p 1420



 Calle de Bellver de Cerdanya.




8 comentarios:

  1. A veces de esas calles se sale más sabio. Un abrazuco

    ResponderEliminar
  2. Hay calles que parece dedicadas.
    Aquí tenemos la del Desengaño, que también inspiraría a los ingeniosos como tú ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando caminamos por los vericuetos de la nostalgia, algunas brechas se abren hasta dejarnos el oscuro resabio de un sinsabor.
    Y entonces cualquier diáspora nos conduce a la misma calle, aquélla, dónde nos anidó la locura.

    Una trilogía pa enmarcar. Y con la música se me iban las caderas. (Así hice los ejercicios que me mandó el fisio ;) Sonrío) Y bueh, la música también la añade al Svokdo una moral : la de que a menudo " Es peor el remedio que la enfermedad", y lo mejor que podamos hacer es dejar de volver allí donde nos dolió.

    Besos, Cyrano callejero!

    ResponderEliminar
  4. Son calles con varias salidas, afortunadamente.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  5. Alguna vez andaré esa calle y musitaré tu poema para hacerle justicia a tanta inspiración...

    Abrazo de corazón!!

    ResponderEliminar
  6. Oh toda una historia narrada en tan pocos versos!
    Dicen tanto del desamor... casi como si fuera un relato!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Y te llevó a buen puerto?!
    Espero que sí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Cuántas calles testigos de tantas cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar