jueves, 6 de diciembre de 2018

¡¡¡¡Trece años!!!!










13 Años ya que arribé a esta playa.
Mi nave, ajada y vieja, sabe de naufragios,
abordajes y de plácidas islas. Pero cuando vuelva
a la mar será para el último, definitivo y largo viaje.

Música:



sábado, 1 de diciembre de 2018

Sinpuntosnicomas op.1210









Esbozando gestos sonrisas y  miradas se escapan los lienzos y las melenas que peinan los silenciosos pinceles por aquella luz oriental que emanaba de tu mirada perdida aquella silenciosa tarde de museo en la que te negué de perfil y me crucificaste de frente y de pupila extraviada en la pared eterna de los que perdieron la oportunidad de ser eternos. Amén.

Música:




martes, 13 de noviembre de 2018

Sin puntos ni comas op 1207



Nos sigue corneando la desesperanza y el negro terror que estalla en las pupilas asombradas de los que un día creyeron en un dios que respalda a las palomas blancas que bombardean  su soberbia sobre los campos de los que brotarán cocodrilos de acero mordiendo la sombra a los niños sin madre que lamentarán haber nacido en el siglo final de las sombras. Amén.

Música:


martes, 31 de julio de 2018

Sinpuntosnicomas op.1198.




Hace años que se me secaron los ojos del corazón por mirar lunas de sangre porque mía es la de plata pura la de la fragua de los gitanos que forjan la luna luna luna que apuñala por la espalda a los amantes entre los juncos del río donde Lorca ahogaba sus penas negras. Amén.

Música:

jueves, 26 de julio de 2018

Sinpuntosnicomas. op.1196



No reniego de los espectros que se cobijan acechantes en las sombras de lo que fui o lo que pude haber sido pero que desconocen o ignoran mi firme creencia en la vigencia del efecto mariposa que permite aletear latido a latido mi ya viejo corazón perfumado por los pétalos del presente que no se plantea qué carajo puede estar sucediendo en tu alma en Hong-Kong o en cualquier isla solitaria del océano pacífico.


Música:

sábado, 30 de junio de 2018

domingo, 17 de junio de 2018

Sinpuntosnicomas op 1186.




Claro el filo de la Navaja de Ockham cuando la brisa arrincona  la luz de la luna tras la puerta desquiciada que estalla en un portazo cegador de pupilas y hojas de calendarios desde donde ciegos días niegan los ocasos suspiros y quejas mientras una rata se escapa por la cloaca llevando la esperanza entre los dientes. Amén.


Música:


domingo, 10 de junio de 2018

Sinpuntosnicomas op.1185



Petaleado de sol  brillo y oro cincunfloro el doble de tu radio poco más de las tres veces que me negaste amarilla de envidia por las 30 monedas de corazón oscurifloro con el que te onanizas las amarguras de antiguo e inevitable origen del que no tengo culpa ni remordimiento alguno pero sí lamentigo conmigo y sintigo. Amén.

Música:

miércoles, 6 de junio de 2018

Sinpuntosnicomas op.1184





Me devolviste la caracola de gusano ausente que cantaba el mar enamorado desde la roca que quebró mis cristales y el pañuelo perfumado que te ataba me devolvió el aroma de lo que un día fue latido y hoy es la esencia de la raíz cuadrada de la nada dividida por el doble de la longitud de la ausencia. Amén.

Música.


domingo, 27 de mayo de 2018

Sinpuntosniconas. op.1182






Por mucho que intentes buscar en la memoria lo que no viviste el resultado será la misma niebla que difumina el horizonte que separa el cielo que soñaste de la mar que te espera con las olas abiertas para el abrazo frío de las simas del desengaño final oscuro y eterno. Amén






domingo, 13 de mayo de 2018

Sinpuntos nicomas XXVI



Cansada la ausencia se sentó en silencio al pie de aquellas palabras que un día escribió Penélope pero que como los cantos de sirena un hábil Ulises supo capear como a los vientos de levante que llegaban cargados de viejas canciones futuros diluvios de lágrimas y antiguos amores naufragados. Amén.



miércoles, 3 de enero de 2018

Sinpuntosnicomas XXI



Tras los postigos de mis párpados cerrados tatuados están los momentos que no viví pero que tú sabías que no podrías vivir porque el tiempo esa ficción que nos separa de los minerales había dictado sentencia de ausencia desde el primer momento en el que tomamos consciencia de que eras una sirena y como Ulises escuché cómo se desvanecían tus cánticos amarrado a la certeza cartesiana de las cartas mástil de navegación que sabían de islas devoradoras de almas y de húmedos sexos navegables que no hay cielo que los enmarque. Amén.