miércoles, 3 de enero de 2018

Sinpuntosnicomas XXI



Tras los postigos de mis párpados cerrados tatuados están los momentos que no viví pero que tú sabías que no podrías vivir porque el tiempo esa ficción que nos separa de los minerales había dictado sentencia de ausencia desde el primer momento en el que tomamos consciencia de que eras una sirena y como Ulises escuché cómo se desvanecían tus cánticos amarrado a la certeza cartesiana de las cartas mástil de navegación que sabían de islas devoradoras de almas y de húmedos sexos navegables que no hay cielo que los enmarque. Amén.




4 comentarios:

  1. Un manifiesto muy logrado. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Sin puntos ni comas
    pero sí con respiro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Espero que no decaiga tu maravilloso sentido creativo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar