jueves, 12 de noviembre de 2015

Agenda-diario.









Página impar y par ,
 en el filo de su horizonte
de agenda verde y cortante
quedó la pupila y el pañuelo
de la despedida que me negaste.



Música:

19 comentarios:

  1. Escribes tan lindo que a veces no se que decir y me quedo respirando tus palabras y contemplando la imagen.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  2. Esos pañuelos que o acompañan en las aventuras o se prenden en las despedidas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La agenda, testigo de lo que fue y ya no es... Te ha quedado el texto para enmarcarlo :) Ah, y me encanta Springsteen.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Has quedado muy bien en la carátula del disco... :)
    Poco texto y mucho jugo... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una agenda que bien podría ser un diario.

    Todo coincide, Quisiera saber ¿Cuando no?

    Saludos cariñosos.


    ResponderEliminar
  6. Hola Luis!!!!!
    Preciosa canción!!!
    En esas agendas o diarios nos dejamos la vida; lo que fue, o lo que hubiera podido ser. Lo escrito permanece. así cómo el sentimiento que produjo esas letras.
    Un fuerte abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  7. La de secretos que guardan página a letra cada uno de esos diarios...
    Retales de encuentros, de llegadas y despedidas, de copas, de vino y rosas, de instantes que la memoria ecuánime, no olvida.

    Besos, Cyrano.

    ResponderEliminar
  8. Jugar con la profundidad de campo para resaltar lo que queremos y difuminar el resto. La primera. El "ruido" añadido a la imagen que le otorga el inconfundible sabor de aquellas fotografías del pasado que el tiempo ha ido dándole otorgándole enjundia. La segunda.
    Puertas que no se cierran por no decir ( o escuchar) la palabra que tocaba en su momento y en su lugar se marca la página por si algún día recuperamos su lectura, justo en el punto en dónde la dejamos interrumpida. ¿Vanas esperanzas?.

    Hojas amarillentas que se acumulan en la memoria entre miradas con los párpados sellados y pañuelos que conservan el perfume pero que ya no atraen a la presencia que vaga entre los recuerdos unas veces difusos, otras demasiado nítidos.

    Las agallas de poner el punto y final, cerrar la agenda y estrenar una nueva. Glup! Ufff, aysssss (nudo en la garganta+demasiado para el body serrano+suspirito). Onomatopeyas del silencio.

    Besets The Boss!!

    ResponderEliminar
  9. Querido escritor, no dejo salir lágrimas que brotan con los sentimientos que llenan mi pecho y sin querer encontrar explicaciones has llegado a ellos de tu mano fuerte y sensible. No, no quiero analizar. dejar fluir con tantas verdades que se remueven...

    Besos muy fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar
  10. Doloroso, bello, profundo.

    Una joya.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Habría jurado y perjurado que te había comentado esta entrada, Luís.
    No hay palabras.
    Solo una lágrima furtiva y despuéeeees.
    El recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Alguna página llorará más que otra.
    Besos y abrazo

    ResponderEliminar
  13. En la agenda quedan los secretos, los suspiros, al filo cortante de la hoja, desangrando emociones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Un arte lo que logras en imagen y palabra. Decir tanto en tan poco. Y saber manejar el retoque justo .

    Que bellos los secretos que solo son de uno.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Esta entrada se me había pasado y ya empezaba a ponerme intranquila de no verte publicar.
    ¡Bien! hoy me toca disfrutar dos veces.
    Besos y no de despedida.

    ResponderEliminar
  16. Esta entrada se me había pasado y ya empezaba a ponerme intranquila de no verte publicar.
    ¡Bien! hoy me toca disfrutar dos veces.
    Besos y no de despedida.

    ResponderEliminar
  17. Letras con alma entre verde esperanza
    Letras que laten al compás de la caricia de cada mirada

    Mi abrazo y admiración a tu gusto por el detalle

    ResponderEliminar