viernes, 23 de octubre de 2015

Pedradas.








A pedradas de silencio
sembraste mi estancia de sombras.
Deshabitada fría y oscura,
ni te espera ni te olvida.







Música:

20 comentarios:

  1. La foto primera me encanta es tannnnnnnnnnnn real, que me parece estar en un pueblo fantasma de esos que están quedando tantos y los cuatro versos escalofriantes, sobretodo el último que pone broche a la tristeza y la desolación.
    Un beso pero que muy gordo.

    ResponderEliminar
  2. Cuando no se olvida no se perdona, no se recupera, no se cura. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Esas fotos, las dos, son especiales proyectan mucho.

    Tus versos proyectan el contenido de tus fotografías.


    Precioso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. En blnaco y negro el impacto de la imagen engrandece esas tristes palabras Preciosa la entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me parece preciosa la primera imagen y la segunda no tanto por lo de amargura, me hubiera gustado mas encontrarme con la calle de La Alegría.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  6. Sigues con tus estupendas fotos que yo me pierdo por tener la blogosfera aparcada. A la amargura no se le espera, se presenta sin invitación alguna. .. es así de entrometida.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Magnífica textura de las piedras y de la madera, Luis. Un revelado de grises y negros (sin que el color blanco los contamine) que no solo concuerda a la perfección sino que acompaña de la mano al texto bailando imagen y verso su tango particular. El sabio definió a este baile como “un pensamiento triste que se baila” y el conjunto bien podría ser “Mi (tu) noche triste”.

    Y me cuentas (o yo percibo que no es lo mismo) la melancolía otoñal solo interrumpida por el magnífico baile sensual de las emociones cuerpo a cuerpo que ni aún queriendo puede evitar poner la nota de color para que, una vez más, forme un círculo perfecto. Y soy capaz hasta de escuchar el crepitar fantástico de las hojas caídas acariciadas por los pasos hábiles de los bailarines. (Se me fue la cobertura en la segunda foto así soy incapaz de ver lo que está escrito en la placa, fiu, fiu, fiu).;-) Yo solo sé que me regodeo (y mucho) cuando vengo a “Tucasa”. Y que lo que me apetece dejarte como agradecimiento es una espléndida sonrisa. Y hoy “en un beso la vida”.

    ResponderEliminar
  8. Y caer en esa estancia que ni perdona ni olvida. Es como sacar a la ventana el alma para enseñarle al sol que su luz nos da vida.
    Y en cada piedra confesarle a la luna que es ella quien reina o marchita siempre despierta musas y da rienda a nuestra repentina luz en la noche de cada día.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Te queda derribar a pedradas el muro del recuerdo
    Y olvidar porque si nada esperas para que dejar lastres que pesan

    Feliz sabado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedes desaparecer así... ¿Tengo que renunciar a un blog que me gusta? :((((

      Eliminar
  10. Esta casa que apenas agoniza ha recibido ya muchas pedradas. Pero la piedra es mucho más fuerte que la madera, Luís, y resiste bien los envites del tiempo.
    Habrá que reconstruirla como sea.
    Y esperar. Esperar sin olvidar.
    Que todas las primaveras vienen acompañadas de amapolas.
    TQM

    ResponderEliminar
  11. Daño hace el silencio cuando solo deja sombras de recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Dios! qué tremendo te ha quedado esto LUIS :)

    Un besito, con todo cariño y nada de pedradas ...soy antibelicista;)


    PD
    la foto preciosa!

    ResponderEliminar
  13. Tus fotografía son en sí poemas,
    tus poemas son una bella fotografía.

    Me gustan tus letras y tus imágenes..... hacía mucho tiempo que no paseaba por aquí, empapandome de belleza

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  14. A pedradas de silencio se destruyen las ilusiones. Una bellísima composición. ¡Qué genial artista eres!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Palabras duras y frías como piedras que ocasionan dolor cuando son lanzadas con malicia...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Amargura y silencio... son impotencia y frustraciones sumadas.

    Bss, Cyrano.

    ResponderEliminar