domingo, 11 de octubre de 2015

Svokdos CLXXVII






A la dura sombra que escupen los escalones,
descalzos de pasos el alma y los pies,
el muro acoge la soledad  fría
del hombre que medita.






Música_

19 comentarios:

  1. "descalzos de pasos el alma y los pies,
    el muro acoge la soledad fría"

    Siempre me trasladas al lugar en el que las palabras piensan, se descalzan y caminan... Dando posibilidad y hasta alas.

    Me gusta la soledad, cuando es buscada y necesaria... Aunque para algunos aún así es considerada tortura innecesario.
    Yo necesito estar en y con ella... Yo y mi alma.
    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando compartimos silencio con la soledad y nosotros mismos, la trinidad de la felicidad se hace poesía.

      Bss

      Eliminar
    2. Eso es ... Tan cierto como bello.

      Eliminar
  2. La soledad es buen lugar para mediar, nada interrumpe los silencios. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es tremenda esa fotografía, sin embargo la salva de la crudeza de tus palabras esa media sonrisa que dibuja el protagonista en su rostro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Encuentro en las imágenes soledad, problemas, abatimiento, silencio, es lo que veo en ellas, y en tus palabras meditación.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  5. ¡Geniales las palabras y las imagines!
    Pero lo supremo es la intención, tío genio... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  6. Intensas , penetrantes palabras que acercan perfectamente el mensaje de una soledad en un descaso...

    Besos inmensos,

    tRamos

    ResponderEliminar
  7. Son impresionantes las imágenes, parece que sólo tus versos rompen esa soledad que habla...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Todo un arte la magia de tus letras con fotos

    ResponderEliminar
  9. Como no puede ser de otro modo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Sana sana, medita el alma.

    Bello gatito, tu imagen y tu palabra siempre certera.

    besos

    ResponderEliminar
  11. Sentado casi en el borde del escalón, el cuerpo encorvado hacia adelante, los párpados angulados hacia abajo, labios estirados. Cabeza inclinada; aburrimiento. Mirada al suelo manteniendo un diálogo interno, conectando con sus sentimientos. El peso de la vida en los hombros y espalda arqueados. Piernas medio abiertas: inseguridad. Mano hacia abajo. Comunicación Kinésica. Y tú respetando su espacio vital. Su puesta en escena te transmite soledad y nos la cuentas.

    Gestos que son universales, que a veces no pueden evitar estar contaminados por nuestros estados emocionales. Cuando los muros nos saben infranqueables, nos superan y apenas somos capaces de ver una minúscula puerta, desproporcionada en su disposición en ellos que nos deja un solo pequeño paso para atravesar al otro lado, las escaleras nos parecen abruptas y demasiado empinadas, y que nos obliga a agacharnos para traspasarla.
    El sufrimiento en silencio de la mariposa, la soledad de quien no pierde la esperanza de recuperar lo perdido, pero que cuando ya no le queda nada se abandona al silencio.

    A menudo me pregunto, Luís, si fue primero el poema, la imagen o la música, si la visión te lo provocó, si las notas te evocaron una situación o si fue el sentimiento quien te llevó a buscarla y no desfallecer hasta encontrar transmitir el sentimiento que pretendes. Esa es la magia y yo no quiero saber el truco.

    En cualquier caso, como siempre, imagen, versos y música yendo más allá de la pantalla, atravesándola. ¡Chapeau!

    Besets!

    ResponderEliminar
  12. Enmudecen los pasos en las huellas de nadie, cuando la soledad enmudece el alma...
    Besos, Cyrano.

    ResponderEliminar
  13. Hay cosas que solo se piensan a la sombra porque son sombras.

    No sé por qué hace días que no me llega notificación de tus entradas y, como me extrañaba, he venido a ver y me encuentro con varias sin leer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Eres un poeta que consigue poner voz a las piedras,. sonido a las huellas, imagen a la soledad que se arraiga en el alma con la esperanza hilvanada entre las líneas de tu texto. La primera fotografía me ha taladrado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Qué juego tan hermoso de texturas, de rectas y curvas en las imágenes... como si hubieras encontrado cuadros vivos y los encamararas ... unos realista y el otro abstracto conceptual ;)

    Un beso granada aunque sea tan impuntual !

    ResponderEliminar
  16. Te imagino exactamente como el hombre de tu fotografía: meditando, disfrutando del frío de la piedra en un día festivo, descalzo y acalorado, después de pasar todo el día fuera de casa.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Impresionantes tus fotos y tu apreciación.

    Una lluvia de besos

    ResponderEliminar