martes, 1 de septiembre de 2015

Svokdos CLXIX (El grito)






Antes de alzar el definitivo
y último vuelo al infinito,
sin plumas ni sombras:
el grito.





Música:

13 comentarios:

  1. Grito alzado entre vuelos alcanzando el cielo para topar los sueños.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Madremía!!!!
    qué cuerpos!!!!,
    qué fotos!!!!
    Y que grito el que yo doy al contemplar aunos y a otras.
    Besos, peaso artista.

    ResponderEliminar
  3. Como encuentras herramientas que se complementan tan bien. !Precioso!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esos cuerpos son maravillosos, y si, no haria falta decir que están gritando, hasta yo lo veo así... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  5. el cuerpo humano es perfecto, bueno algunos, y estas fotografías tienen la fuerza suficiente para hablar y gritar. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  6. .... el grito ancestral, desde el fondo de la tripa...

    :-) Besos

    ResponderEliminar
  7. A veces las emociones (sopuñeterasellas.com) nos secuestran las palabras, pero son tan hábiles que cuando han superado el periodo de ostracismo/gestación/reclusión encuentran una salida y lo único que alcanzas a pronunciar, en ese primer instante, es un aullido desgarrado; el grito que nace de las entrañas. Las cuerdas vocales se convierten en la batuta que dirigen la sinfonía hasta la catarsis. Y una vez liberado el alarido, regresar al origen, desaprender lo aprendido, fuera sombras. Y en posición casi fetal abrir de nuevo los brazos y entonar preludio a una nueva ilusión y gritar a la vida y por ella.
    Contraposición magnífica de los cuerpos en reposo, abandonados, abatidos (metafóricamente hablando) y la figura central (somasisorrojoéquébuenorroestáelmorenazo) que no se rinde, ni se doblega que no solo brama, sino que invoca y reclama ¿qué reclama? No lo sé… cada clamor tiene su partitura. Y a diferencia de Munch, tu grito no comunica angustia, sino pasión por lo que haces.
    Lo tuyo es saber mirar, y bien que miras, pero aún mejor sabes ver y por si esto no fuera (o en su defecto fuese) suficiente, nos invitas/incitas a ver más allá de lo evidente: Qué nunca mueran los sueños.. I don’t want to sing a requiem for my dreams..

    Besets!

    ResponderEliminar
  8. Grito desgarrador, tierra y fuego. Fuerza y pasión.
    Creo que no me gustaría bailar con este hombre.
    Me descuajaringaría si lo hiciera.
    Dios de mi corazón, qué fuerza de la Naturaleza.
    Un besote de fin de verano.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por todas las palabras.
    Me calienta el corazón leer críticas tan buenas que me dan fuerzas para seguir trabajando más e más!!
    E gracias a ti Luis San Andrés por tantas fotos que me encantan!

    Besos,
    Wilson Baptista

    ResponderEliminar
  10. Ummm que maravillosa fuerza irradian!!!

    ResponderEliminar
  11. Y sentir en una imagen... Cientos de músculos gritando.
    Y sentir en cada paso, estar volando.
    Estar, ser, sentir ... Y vivir en la danza de notas y silencios.... Esas que hay en mí, en ti... Pero que sólo unos pocos expresais así.

    Mi abraz✴ & admiración

    ResponderEliminar