lunes, 24 de agosto de 2015

Sinpuntosnicomas XXXIII






Perspicaces percibimos la perspectiva espacio-temporal rigiéndonos por los parámetros aprendidos en una infancia y juventud distorsionadas por visiones particulares y personales del amor y el odio en un universo curvo y en errático movimiento hacia la luz negra de la no existencia presentida y negada por la presunta existencia de  presuntos dioses que juegan a ser dioses con las galaxias que apeas nos dejan entrever y con el cuervo que sigue royéndonos las entrañas día a día.Amén.







Música:


11 comentarios:

  1. Me han gustado mucho las imágenes, y en cuanto al texto, amén.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Busquemos un punto de fuga...
    Y cortemos la cabeza de esos cuervos, de esos trampantojos de agujeros negros que entorpecen la belleza de la fugacidad de una estrella.
    Un beso de luz,
    :P
    desde la Dama de Hierro, Cyrano.

    ResponderEliminar
  3. Pues que quieres que te diga, en realidad de todo, -y mira que hay mucho bueno gracias a tu arte- me quedo con esos artísticos culos... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nuestra perspectiva evoluciona como nosotros mismos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mas claro, el agua.

    Un abrazo bien fuerte, en cualquier momento :-)

    ResponderEliminar
  6. Geometría, proyección cónica que induce al cerebro a abandonarse al infinito y sin darle respiro, ni punto, ni coma que llevarse a la garganta, con tu juego de curvas, paralelas y diagonales, haciéndole un corte de mangas (o quizás un guiño) a la zona áurea, nos lo conduces hasta donde tú quieres. Consiguiendo que no solo percibamos, sino que lo coges de la mano y lo incitas a interpretar. Del número impar, tres, que genera tensión e interés, al número par, dos; la calma. Bienvenidos a la noria sensorial. Sólo quien conoce las reglas, puede romperlas, pero no todo el mundo tiene la capacidad y ganas de atreverse a ello. ¡Tú puedes! Magnífico juego visual.

    En cuanto al texto que acompaña las imágenes: “No vemos las cosas como son, las vemos como somos nosotros” (Anaïs Nin dixit).

    Ahora si me lo permites, me bajo de éste fantástico parque de atracciones al que has convidado a mi cerebro y lo pongo en remojo que quedó (lo dejaste) agotado y como aperitivo va a tomarse un par de comas y beberse (de un trago) un punto y seguido. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y después de un comentario como éste... ¿qué hago? ¿Me quito el sombrero? ¿Me siento a esperar a que se me pase el impacto?... Sólo por leer un comentario así vale la pena escribir, fotografiar, hacer montajes...y casi respirar.

      Gracias.



      Bss

      Eliminar
    2. Muchas gracias Luís (coloradadeltómehallo.cat.com.es y hasta .org). Eres afortunado/privilegiado, tu espacio/rincón/universo está repleto de alientos cálidos ¡Muy cálidos!

      Eliminar
  7. Pues si tú no dices nada, imagínate yo.
    Punto en boca, después de mandarte un beso.

    ResponderEliminar