miércoles, 19 de agosto de 2015

La vendimia de Gaia.









Llegará la vendimia
de los besos que en racimos
me prometía tu viña de agosto.
¿Serán en septiembre dulce mosto?

Seis en los labios caben, me decías,
diez descendiendo por el cuello
y más de quince en cada seno…

Uno sólo en el ombligo,
añadía yo complaciente
y ahí me detuve pensativo…

¿Comprenderías tú el infinito si sigo?




Música:




11 comentarios:

  1. Que belleza lo que has escrito junto con las imágenes, a veces me quedas sin saber qué decir, hoy es un día de esos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Se erizo la piel, y un escalofrío intenso por el cuerpo.
    Te admiro poeta¡¡

    Besos fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar
  3. Ya ves, por aquí están vendimiando a toda pastilla, yo les miro, con eso me tengo que conformar... de momento :)
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Triángulo isósceles. Tres lados formados por imagen, verso y música, logrando el maridaje idílico para descender al abismo de lo eterno o ascender hasta la cúspide de lo ilimitado. Universo de sensaciones. Saboreando la evolución de las burbujas del delirio, sus formas finas y elegantes. Impregnándonos de los aromas que desprenden cuando alcanzan su punto álgido y empapando las capas invisibles de la piel cuando se apea; predisponiéndonos e incitándonos al sorbo infinito.

    Sobra decir que me encantó este post ¿verdad? ;-)

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhh que dulce que sensualidad
    Quiero un viñedo de besos
    Racimos de caricias

    Mmmmm

    ResponderEliminar
  6. Racimos de besos
    que palpitan,
    que emocionan.

    Preciosísimo.!!!

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  7. I taaaant!!!
    ;)

    Besos infinitos, Cyrano.

    ResponderEliminar
  8. No te detengas, que lo entiende bien...
    Hermosos versos pasionales!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué maravilla!, puto wifi que me priva de degustar esto poco a poco y me obliga a bebérmelo a tragantadas.

    ResponderEliminar