viernes, 29 de mayo de 2015

En el vaho.











Entre tu aliento
y el cristal de mi sueño,
en el vaho quedó escrito
lo que no te dije despierto
ni lo que soñaste dormida.
Quizás por eso leer puedes
en mi mirada perdida
lo que te quise aquella noche
y lo que al alba se olvida.






Música:


14 comentarios:

  1. En tu mirada perdida quedó escrito el sueño eterno de un beso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Exquisito poema.

    Las fotografías me encantaron figuras artísticas.

    Saludos Luis un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienen tanta sensibilidad tus fotos que sólo le pueden hacer sombra tus palabras.
    Te hago la ola.

    ResponderEliminar
  4. Y que bonitos son esos quereres que se quedan pegados... las fotos emocionan. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  5. Estoy seguro de que esa mirada es irrefutable... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué fragilidad de sentimientos tiene algunos amantes xD! jaja menos mal que Rinuccio no se olvidó de querer a su Lauretta por la mañana, la hija llorosa que cantaba a su babbino caro ( meencanta esta aria ;) pero eso sí, como composición poema/imágenes/música como siempre ¡¡fantástico!! jaja Muaaaaaks!

    Muy feliz finde! mio caro artista ;))

    ResponderEliminar
  7. Imagino este poema escrito sobre el cristal de una ventana empañado por el vaho ; un decir de lo efímero del sueño que se evapora al alba.El vaho va deshaciendo las palabras y, en un instante, se borran las distancias entre "lo que se dice despierto y lo que se sueña dormido" y entre "el querer de la noche y el olvido del alba", y queda el vaho velando la mirada.

    Me gusta cómo juegas con los opuestos "dormido/despierto" y "noche/alba" y "Lo que se dice/ y lo que se calla".
    Las fotos, son un excelente complemento; la segunda me sugieren los sueños que se nos escapan de las manos, volando como pájaros de fuego.

    Después de lo dicho, ya sabrás que me ha encantado volver a leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Se puede escribir bien, me pregunto muchas veces y en el alma del buen poeta ¿vive un alma distinta?....

    Besos , mi querido Luis

    tRamos

    ResponderEliminar
  9. ¡Sí, sí, allí quiero ir!
    ¡Y si le amase en vano...

    ResponderEliminar
  10. Necesito mirarte, volver a tu sonrisa y ponerme aquel sombrero que con tanto afán prepararé para el encuentro.
    Será entonces cuando encuentre la delicia mar a través de tus ojos.
    Luego, ya está.

    ResponderEliminar
  11. Con la luz se ve todo distinto.
    Un beso, Gato.

    ResponderEliminar
  12. Bello...

    Aunque siempre da mucha pena el olvido...

    Muchos besos

    ResponderEliminar