martes, 17 de marzo de 2015

Eran días....










Eran días de atardeceres lentos
y alientos entrecortados,
días al fin y al cabo,
 de ayer.

Lento tedio de sombra
que se arrastraba indolente,
y por el filo acerado  del horizonte
con los pies descalzos escribía letras
de futuras ausencias que ya presentía.

Y fue el rayo lento
que en un infinito instante
inundó de silencio un cielo,
de gaviotas blancas cementerio,
que fueron devoradas ya sin reflejo
por tiburones que sabían
de la levedad de la pluma,
y ya no hubo alas ni labios
ni palabras ni miradas..
Ya no hubo…
Nada.








Música:



16 comentarios:

  1. Pero qué belleza de imágenes, me pierdo entre esas olas, si es que dan ganas de lanzarse, aunque haya tiburones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Una belleza esas fotos...
    Mientras leía el poema no pude evitar entrar en éxtasis imaginan dome a un tiburón zampándose las gaviotas del PP... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una imágenes preciosas que incitan a volar, y el vuelo se prolonga entre tus bellas y melancólicas letras.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  4. Ayer a estas horas me estaba desayunando fren al mar y hoy ya lo tengo muy lejos, tus imágenes me han gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pero nos quedará el mar...
    Y esas olas, donde entre su vaivén y la resaca del tiempo, se arremolinarán vientos, que se filtrarán, como náufragos,
    por las venas del recuerdo.
    A veces, esa nada, es una inmensidad.

    Besos, mi Niño poeta.

    Una joyita el conjunto. Hasta dentro de esa nada, me hiciste volar...

    ResponderEliminar
  6. Que triste eso de presentir ausencias, me has puesto melancólica con tus palabras y tus imágenes.
    Te admiro.

    ResponderEliminar
  7. Es triste tener ese presagio, y que algo tan sentido se acabe en nada...

    Bellísimas letras e imágenes...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho cómo describes la degradación del paisaje emocional, lenta pero inexorable...Es un ir presintiendo "las futuras ausencias", ver desplumarse las alas, sentir cómo se acercan las fauces del mar, devoradoras de sueños... La primera foto es parte importante del poema; parece como si la tierra se abriera y las aguas del mar inundaran todo, incluso lo que era cielo. Un cataclismo imparable expresado muy bellamente.

    Precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. He visto tu blog y me gustan las fotos que pones..un abrazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  10. Todo lo hermoso, lo luminoso condenado a la nada... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Eran días sin esperanza en tus letras que tus impresionantes imágenes terracota se empeñan en contradecir... nunca escribas la palabra NADA en este blog LUIS, es un sacrilegio donde siempre hay tanto, eso es un ... ¿ cómo se llama ? ¿ oxímoron ? pues eso .. que hay mucho muchísimo aquí ;))

    Un beso inmeeeenso de bandada de gaviotas para ti LUIS.

    ResponderEliminar
  12. Donde hubo siempre queda, aunque en el primer instante
    la nada prevalezca.
    Bello poema lleno de mar y salitre.

    beso

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho, aunque al leerlo me deja un vacío en el corazón, una sensación como de tristeza...

    Precioso

    ResponderEliminar
  14. Cuánta melancolía, ni siquiera ha quedado la ausencia
    que ha sido inmesericordemente devorada.
    La foto es lindísima, la música también.

    Un abrazo, Luis

    ResponderEliminar
  15. Qé triste presentir las ausencias que han de dejar vacío el corazón y con un arañazo incurable la vida.

    Hermosas letras y las fotografías impresionantes!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar