martes, 27 de enero de 2015

Microrrelato con planteamiento, nudo y desenlace I








      Jacinta Hurtado ocultó su embarazo y cuando nació su hijo lo abandonó en un contenedor de basuras. Tras años de cárcel, prostitución y drogas, acabó malviviendo en una pobre pensión. 

    Una noche, un desconocido, entró en su habitación, la roció con gasolina , le prendió fuego y permaneció a su lado hasta que llegaron los bomberos.

     Interrogado por el juez por el motivo de sus actos declaró: “ Era mi madre. Fue la única manera de arrancarle un poco de calor materno”








Música:









23 comentarios:

  1. ¡¡Tremendo!! rematado con BB King y esas exclentes fotos.

    Me quito el sombrero.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Pero cúbrase vd. que hace frío :))


      Bss

      Eliminar
  2. Esta noche sí que me he quedado sin palabras. TODO es excesivo. Impresionante, generoso, supremo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, a mí me dió un escalofrío al publicarlo.


      Bss

      Eliminar
  3. Tienen razón PLIMA ROJA y TECLA....¡¡Tremendo!! .. excesivo. Impresionante ... incendiario ... yo no me quito el sombrero que no uso y la escalera de tu primera foto está perfecta donde está aunque parece un sombrero.. mejor le enchufo el extintor a tu pobre madre desnaturazada jo! vale... sí, se nota que su hijo creció sin calor ninguno.. vaya frialdad pétrea la suya xD! ... qué dramón griego nos has montado aquí en condensado ;-)


    Muuchos besos artiZta !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Quise hacer un juego de palabras pero me salió una tragedia escalofriante.

      Bss

      Eliminar
  4. ¡Genial!
    Me he quedado petrificado... :(
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. No me extraña, el texto salió durillo.

      Salud!

      Eliminar
  5. Planteado, anudado y desenlazado.
    Sin palabras me has dejado.
    Interesante texto, preciosas imagenes y bella música.
    Un conjunto perfecto.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea por poco tiempo lo de quedarte sin palabras....¡Tienes que seguir escribiendo poemas tan bellos como los que escruibes!

      gracias.


      Bss

      Eliminar
  6. Inmenso.
    Al menos su muerte sirvió para algo.

    Besos

    tRamos

    ResponderEliminar
  7. Escalofriante, descarnado, brutal...Tanto el vacío emocional de la madre que abandona a su recién nacido, como la crueldad del hijo en su venganza justificada con frío sarcasmo, estremecen y repugnan. Consigues, con tu impresionante prosa, que el horror de ambas situaciones golpee la conciencia.

    ¡Tráenos pronto un poema que saque al alma de esta visión tremenda!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al releerlo me evoca a Pascual Duarte... por esa frialdad tremendista.
      El próximo... daremos un toque de humor :)))


      Bss

      Eliminar
  8. m'han agradat molt les fotos, i curiosa sensació contrastant de la fredor del marbre amb el foc del relat que ho crema tot. Esperaré el proper relat humortístic.... ;) Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies! Tu sempre amb les teves assenyades y precises interpretacions captes les essències dels escrits.
      Va, farem un parèntesi humoristic a la propera entrada :)))))

      Ptnss

      Eliminar
  9. ;)

    Ya te digo...
    Si es que a todo le pegas,... y vas quemando palos.
    Lo vimos sólo esta tarde, pero sabes hasta qué punto somos ácidos cítricos...

    Gracias, mi Cyrano.

    El final, sería casi un nanorrelato de por sí.

    Ya hablamos.

    Y un taluvio, más que mañana, y más que mañana aún mañana.... y así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo quemo todo, quedó claro :))))

      ¿Una novela entonces es un Terarelato? :))
      ¿Y eso del taluvio? ¿Qué é lo que é?


      Bss, leona

      Eliminar
    2. No es algo "maravilloso"...
      :P
      Es un gitaneo en inglés.
      Sonrío.

      Eliminar
  10. Tremenda historia,hijo de la carencia, madre de la tragedia... tal vez ese otro hijo abandonado tuvo mejor suerte.
    Cuanto has dicho en tan poco

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Una sacudida como esta deja los pelos como escarpias.
    ¡Eres único !

    Besos

    ResponderEliminar