viernes, 17 de octubre de 2014

Sinpuntosnicomas XXIV








Cuando el cielo se inunda de olas de azogue envenenado y sombras sólo queda la esperanza del latido del agua rompiendo en la playa de los corazones que son capaces de escuchar aquel ritmo nacido en las simas de la tierra en el epicentro mismo de la clepsidra que se detuvo sedienta de recuerdos y anhelante del roce de los labios del horizonte vertical que anunciaba amaneceres teñidos de púrpura. Amén.








Música:





16 comentarios:

  1. Hay un porque seguro, me gusta¡¡¡


    Besos muchos

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por haberlo, haylo, pero se ha de encontrar :)))

      Bss

      Eliminar
  2. Alma o corazón destrozados... O tal vez, liberados por el azote de las olas. Besos

    ResponderEliminar
  3. El dolor del olvido se incrusta en la piel.

    Siempre es un placer disfrutar de la belleza de tus letras y de tus imagenes.

    Que pases un estupendo fin de semana.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  4. Con el azogue envenenado que nos azota no se puede tener esperanza, aunque se diga que esto es lo último que se pierda.

    ResponderEliminar
  5. Que palabras y qué imágenes tan bellas. Cuánto preguntamos y que poca atención ponemos a las respuestas. Feliz fin de semana. Salud

    ResponderEliminar
  6. Espectacular la segunda foto. Espero que ese azogue no sea el de la bruja de Blancanieves.
    Besitos besitos

    ResponderEliminar
  7. La segunda foto, aunque el cuerpo sumergido es de mármol, es impactante porque tu poética prosa lo hace real.
    Me gusta tu arte en la doble vertiente que nos muestras y, seguro, que hay en ti otras igualmente bellas.
    ¿Y ese "Amén"?...Lo siento como el final de un ritual con cierto misticismo estético (no religioso).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. quina amalgama de mar, marbre i la mare natura en ple èxtasi artístic. Gràcies. Una abraçada..!

    ResponderEliminar
  9. Hasta el mármol sufre y siente la resacas de las olas...
    Por suerte, siempre le quedan a los latidos el eco del mar.

    Besos de reloj de mar... tic-tac, mi Cyrano.

    ResponderEliminar
  10. Son tan bellas las imágenes, me encantan.

    Las sombras envenenan la luz de la esperanza.

    Un beso.

    ResponderEliminar

  11. No sé como se hace eso pero el resultado de tu fotografía es magnífico.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  12. Qué nos purifique el látigo del agua...

    ResponderEliminar
  13. Esa esperanza debe disolverse entre las olas.. habrá paz tras el olvido?
    besos

    ResponderEliminar