miércoles, 23 de abril de 2014

Sinpuntosnicomas XX (23 de abril, ayer llovió)








Cuando se incendió la niebla supe que el olvido no era posible y que cuando las cenizas apuñalan el aire y se cierran de un portazo los silencios sólo la rosa se desangra luz a luz hasta morir exangüe en su propia sombra fría y mefítica como el aliento de las ortigas que nacieron en el sexo de la última noche que me soñaste muerto entre tus brazos. Amén.
 






 
Música:
 
 

12 comentarios:

  1. Me quedas sin palabras, después de disfrutar de tu entrada, solo me queda decir precioso texto e imágenes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Otoño tormentoso, gélido exordio de un invierno orquestral.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Solo falta el libro para hacer juego :)
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Feliz día del Libro, mi imprescindible amigo.

    ResponderEliminar
  5. Entre rosas y ortigas: el olvido...

    Abrazos

    ResponderEliminar


  6. Esta abierto el plazo para votar en la IV edición de haiku hasta el 25.04.14 a las 12h.

    ResponderEliminar
  7. la lluvia revive siempre no lo olvides...
    ortigas? prefiero los lirios con lo que supliqué cada noche que pasé a su lado..

    besos

    ResponderEliminar
  8. Entre la niebla
    rosa exangüe...


    Feliz día del libro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Las cenizas apuñalan el aire, hermosamente dicho, no hay Leteo que nos salve de ciertos recuerdos, demasiado vivos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Las espinas de una rosa llevan contenidas todas las ortigas en la memoria de un aroma ajado.
    Pero acariciemos sus pétalos, entre las páginas de la vida...
    Besos, Artista!!!

    ResponderEliminar