miércoles, 26 de marzo de 2014

Sinpuntosnicomas XVII (La estación)









Un viejo tren de vapor resopla en el vano intento de dejar una estación atrás con sus andenes con las últimas maletas y baúles que elegantes damas abandonaron repletas de amores olvidados y de vencimientos presentidos en aquellas primaveras en las que las cubrieron de versos y besos escritos y grabados en los pétalos de margaritas que deshojaron las primeras brisas del otoño y ahora apoyadas en la ventanilla languidecen con la mirada perdida en el cartel que anuncia la estación de ningunaparte. Amén.




 Música: (cerrad los ojos y escuchad)








24 comentarios:

  1. Cuánto más románticas aquellas estaciones y, sin embargo, también en estas siguen sucediendo los olvidos...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ahora los olvidos son como los trenes... más rápidos.

      Bss

      Eliminar
  2. Aquellas estaciones del pasado tenían su glamour, en las presentes, la velocidad, con el estrés, hacen más raudo y veloz el olvido. Las damas y los caballeros de hoy no saben siquiera que su tren también va hacia ninguna parte.
    Me fascina la primera fotografía.

    Besos, Cyrano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Algunos trenes partieron para no volver....

      Gracias :)


      bss

      Eliminar
  3. Aquella romántica languidez en blanco y negro tenía su encanto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Que bonita la primera foto. Tiene el encanto de las fotos de antes en blanco y negro, de tiempos pasados. Y de las historias que cada uno encierra en su maleta, de las despedidas y de los reencuentros...

    Gracias por tu participación en la IV edición de haiku.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grcias a ti, por tu amistad y por cederme un pedacito de tu casa :))


      Bss

      Eliminar
  5. Una entrada nostálgica donde las haya.
    Precioso texto el que acompaña a ese tren que no va a ninguna parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los trenes... ya vuelven, cargados de historia y nostalgia, sí.

      Gracias.

      bss

      Eliminar
  6. No sé. Pregunto: esta estación de tren que fotografías, está en Madrid. Si fuera así me complazco en decir que la conozco. Me encantó pero tu fotografía es superior. La nostalgia se en en tus palabras, nostalgia histórica diría yo.

    Un fuerte abrazoz y mi felicitación por tu arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es Madrid. Es la "Estació de frança" de Barcelona.
      Lo de la nostalgia, es común a todas.

      Gracias.

      Eliminar
  7. Quise decir: La nostalgia se lee en tus palabras.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Si, así me siento yo hoy, que voy hacia ninguna parte :(
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no estemos en "vía muerta", demos gracias :)


      Abzo.

      Eliminar

  9. Escuchar el ruido del tren, imaginar su característico olor y su balanceo peculiar..... me ha trasladado a algunos años atrás ...me ha encantado, el texto, y como no, tus maravillosas fotografías.
    Ptns.

    ResponderEliminar
  10. Esos empleados de tren con gorra roja...¡ah, que evocadores! Con lo que me gusta un tren, sacar el billete, oír el traqueteo auqnue sea moderno...los anuncios de las paradas, los paisajes...
    Todo me chifla.
    Besitos, querido Gato

    ResponderEliminar
  11. donde se hallaran esos trenes que fueron camino a ningunaparte?besos

    ResponderEliminar
  12. la conjunció de les dues darreres fotografies m'ha dibuixat un somriure i admiració, quasi es confonen en una sola imatge amb moviment propi... artista! :-)
    una forta abraçada!

    ResponderEliminar
  13. Hacia ninguna parte.... El cansino sonido de mi vida. Qué sensación tan desoladora. Como una estación muerta. Besos

    ResponderEliminar
  14. Cuantas historias... hermoso leerte.

    Dejo mi abrazo.
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  15. Mmmm meencanta el tren, tus trenes.. aun más.


    Mmuaaaaaaaaks!

    ResponderEliminar
  16. Las estaciones de tren siempre me han invitado a soñar, imaginar, a viajar con la mente más que con el cuerpo, aunque éste tuvo su buena ración de noches sobre raíles.
    Maravillosas fotografías, especialmente la primera, que me encanta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. La magia de tus palabras en perfecta comunión con la bellísima estación de Francia, me embelesa regresar al pasado por sus andenes y los techos de la estación. Un saludo :)
    Pd: no hace mucho estuve haciendo fotografías por ahí :)

    ResponderEliminar