domingo, 2 de marzo de 2014

Sinpuntosnicomas XIV (Para usted, Princesa)






Entre las anónimas brumas de la memoria asoma su cuerno dorado el blanco unicornio señalando con su destello mágico al centro mismo  donde habita el latido que se creía muerto si no dormido desde antaño cuando los versos fluían por páginas que nunca se imaginaban trajeran la magia súbita de una carta manuscrita ni el librito del poeta a quien amaban en silencio cómplice desgranando besos virtuales y caricias soñadas y abrazos que fundieron las rejas de la realidad perseguida por mudas fotos que no encontraban fecha. Amén









Música:


27 comentarios:

  1. Tus fotos no están mudas, tus fotos hablan por sí solas, son preciosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las imágenes hablan, las palabras escritas, las miradas... ¡qué elocuente es el silencio!

      Gracias.

      Bss

      Eliminar
  2. Vayamos en busca del Unicornio, De Barro. Encontraremos el latido y nada volverá a ser como antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay prisa en encontrarlo... su búsqueda es la vida.


      Bss

      Eliminar
  3. Ya...
    Pero...
    Es que solo veo la cabeza de un caballo blanco, y una cosa que le han puesto al pobre en plan dildo, mucho sorry, no es por joder, es lo que veo :(
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas a tener que cambiar las gafas.....


      Abzo

      Eliminar
  4. Yo tuve una vez un unicornio y un cisne blanco los encontré pero se me fugaron quedaron grabados en un poema.

    Los unicornios, los cisnes, las sirenas en algún momento llegan a tu vida y luego desaparecen. Se me olvidó mencionar a los delfines.

    Unas bellas fotos y un bello texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se les puede retener... pero te dejan la experiencia de lo vivido.


      Bss

      Eliminar
  5. Todos tenemos un unicornio en nuestros sueños de hadas y príncipes.
    Me encanto la entrada!!
    Cariños..

    ResponderEliminar
  6. En ese escenario no será extraño soñar con unicornios.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero también depende de los ojos, que sepan verlos.

      Bss

      Eliminar
  7. Aquí todo es posible...Por eso me gusta tanto "mancharme" con tu barro y dorarme con tu luz...

    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Rebócese vd.!!! Realidad y ficción son las dos caras de la misma moneda: la vida. Zenobia, mi princesa anónima, así lo entiende. :)

      Bss

      Eliminar
  8. Rubén Darío

    Sonatina



    La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
    Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
    que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
    La princesa está pálida en su silla de oro,
    está mudo el teclado de su clave sonoro,
    y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

    El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
    Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
    y vestido de rojo piruetea el bufón.
    La princesa no ríe, la princesa no siente;
    la princesa persigue por el cielo de Oriente
    la libélula vaga de una vaga ilusión.

    ¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
    o en el que ha detenido su carroza argentina
    para ver de sus ojos la dulzura de luz?
    ¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
    o en el que es soberano de los claros diamantes,
    o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

    ¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
    quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
    tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
    ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
    saludar a los lirios con los versos de mayo
    o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

    Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
    ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
    ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
    Y están tristes las flores por la flor de la corte,
    los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
    de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

    ¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
    Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
    en la jaula de mármol del palacio real;
    el palacio soberbio que vigilan los guardas,
    que custodian cien negros con sus cien alabardas,
    un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

    ¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
    (La princesa está triste. La princesa está pálida.)
    ¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
    ¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
    (La princesa está pálida. La princesa está triste.)
    más brillante que el alba, más hermoso que abril!

    -«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-;
    en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
    en el cinto la espada y en la mano el azor,
    el feliz caballero que te adora sin verte,
    y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
    a encenderte los labios con un beso de amor».

    Un bacione, La Bise, un beso, Romeo- Cyrano, Don Juan...
    :P

    ResponderEliminar
  9. '...creíaenlaberintossinentradnisalida
    porqueunUnicorniofuera
    a demonizar(me)el ego
    Lo contraté
    no encontraron
    único cuerno
    Juan de Olid ni se imagina
    y a ensoñar
    de insomnios libre por que un unicornio alcance.

    Fiat

    Abrazo


    ResponderEliminar
  10. el sinpuntosincomas d'avui m'ha agradat llegir-lo i després tancar els ulls perquè la imaginació portés imatges que es complementen amb les que has posat..... L'amén final, avui, és com el corn lluent que reafima l'existència única d'un batec.
    (avui m'he extès un xic........:-)
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  11. Mi alma necesitaba encontrar la belleza que derramas tu, mis palabras no sirven , llenas mi vacío ¡ese unicornio', tu, tus palabras y la bella música.
    GRACIAS¡¡¡...un toque delicado que tu sabes dar.

    Besos cálidos ♥♥

    tRamos

    ResponderEliminar
  12. Ese cuerno se consideraba curativo y como un antídoto, tal como tus palabras siempre acompañadas de excelentes fotografías purificadoras y acrisoladoras...

    un fuerte abrazo :))

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué sería la vida sin sueños!

    ResponderEliminar
  14. agua pasada no mueve molino, pero evocar las ilusiones tempranas en época reciente,hace que el corazón salte y relinche como ese unicornio,te hace sentir vivo , el recuerdo es la vida y el olvido la muerte lenta,me encanta tu poema , sin puntos ni comas como la vida, ininterrumpida imparable...un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. las princesas compran en las rebajas y su mágica capa y corona
    no adorna sino quema.
    los besos y caricias virtuales, a veces, llegan más que las mirada
    porque en nuestra mágica imaginación los colocamos
    en el castillo de aire.

    ResponderEliminar
  16. parece que la princesa a quien se le dedica sea ese unicornio que el poeta canta ...me encanta Luis esa sensibilidad de la mirada tuya ,

    ResponderEliminar
  17. Imágenes, letras y música de Arvo Pärt... tooodo magia de cuento para una princesa. Amén :))


    Muaaaaaaks!

    ResponderEliminar
  18. En tu caso, la falta de puntuación no es un problema, se lee como una poesía, Gato artista.
    Mira si ese unicornio lo cuidas, que hay pocos.
    Besos besos :) :) :)

    ResponderEliminar
  19. Pura magia.

    Temo que te robaré esa foto del unicornio, porque mi hija Alba los busca por todas partes. En todo caso, será un robo con un buen propósito.

    Un beso

    ResponderEliminar