domingo, 1 de diciembre de 2013

Sinpuntosnicomas VIII


Catedral de Toledo + otoño de Gualba





Pinté el techo con las palabras que callaste y me llueven cuchillos de silencio cada vez que levanto la mirada al cielo pensando en ti y en aquellos pétalos deshojados por un otoño con tantos besos y tanto deseo que en febrero se mordía las raíces en las nieves de Sigüenza, los vientos de Toledo o las dulces playas canarias porque por añorar hasta el dolor se añora. Amén.



Delta del Ebro






26 comentarios:

  1. Qué agradable tienes hoy tu blog, un beso.
    Felicidades¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Aunque lo de "agradable" siempre es relativo al gusto :)

      bss

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito! "por añorar hasta el dolor se añora"
    y... El Barrio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unha vez tiven un cravo
      cravado no corazón,
      i eu non me acordo xa se era aquel cravo
      de ouro, de ferro ou de amor.
      Soio sei que me fixo un mal tan fondo,
      que tanto me atormentóu,
      que eu día e noite sin cesar choraba
      cal choróu Madalena na Pasión.
      “Señor, que todo o podedes
      -pedínlle unha vez a Dios-,
      dáime valor para arrincar dun golpe
      cravo de tal condición”.
      E doumo Dios, arrinquéino.
      Mais…¿quén pensara…? Despois
      xa non sentín máis tormentos
      nin soupen qué era delor;
      soupen só que non sei qué me faltaba
      en donde o cravo faltóu,
      e seica..., seica tiven soidades
      daquela pena…¡Bon Dios!
      Este barro mortal que envolve o esprito
      ¡quén o entenderá, Señor!…
      (Rosalía de Castro)


      :)


      Bss

      Eliminar
  3. Primero me cautivas con esa foto mágica con el cielo del revés y luego me dices que por añorar hasta el dolor se añora y puede que sea cierto. Que nos sentimos más vivos en tanto en cuanto algo nos duele en momentos que añoramos. Qué retorcida es la vida a veces De barro.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Sí, realmente esa frase que dice: "que por añorar hasta el dolor se añora" Pudiera ganarse un premio solo la frase. Las fotografías y especialmente la pequeña es otra ganadora de premio.

    Hermosa entrada como todas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Quise decir: La primera que no la pequeña. A veces decimos y no sabemos porque de la mente al labio se trastornan las palabras.

    ResponderEliminar
  6. Al fin y al cabo, el dolor nos mantiene vivos...

    Siempre son hermosas tus fotos, pero hoy has rizado el rizo de la belleza

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Bóveda "terrestre"....solo tu cámara puede trepar ahí... Muacs!

    ResponderEliminar
  8. ***Pinté el techo con las palabras que callaste y me llueven cuchillos de silencio...***

    La raíz de tu ser es bella y yo te soy seguidora por cuanto me haces sentir, busco mi raíz pues siempre me haces reflexionar además de llenarme de sentimientos que tengo que diferenciar. Escribes con pocas palabras pero con una intensidad que requiere el tiempo ante una buena obra.

    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
  9. La prisión del recuerdo es dulce cuando sus carceleros saben de sueños...
    Y el condenado, es consciente de que la pena que sufre bien mereció tales parabienes, y el olvido entonces, es el tirano capaz de enterrar tantos deseos vividos ...
    Y ¿aún por latir?
    La vida es como el agua... ya sabes.

    Besos, mi Cyrano.

    ResponderEliminar
  10. siempre siempre tienes esplendores aqui!!!!!!!!!!! cto te admiro, no sabes!!!!
    abrazossssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. hasta los enfados añoro yo.. "porque te de ti me gusta todo, hasta lo malo" :)

    ResponderEliminar
  12. Qué bonita la primera imagen, me ha encantado.

    Saludos,

    Ana

    ResponderEliminar
  13. ohhhhhhhhhhhh tengo la misma foto , pero desde mi cielono se ve un otoño, desde mi cúpula nos vigilan. Es hermosa , mucho, y sí hasta regodijarnos en el dolor, somos así de nostálgicos, yo hoy estoy sensiblona, y por eso será que llora el cielo, de la pena que doy. Jajaja. Es el otoño, es la lluvia, es lo que se avecina, aunque ahora mismo me dispongo a poner el árbol de navidad, sólo por los niños merece la pena estas fechas.

    besos gatito

    ResponderEliminar
  14. Tanto he soñado contigo que pierdes tu realidad.
    ¿Habrá tiempo para alcanzar ese cuerpo vivo
    y besar sobre esa boca
    el nacimiento de la voz que quiero?
    Tanto he soñado contigo,
    que mis brazos habituados a cruzarse
    sobre mi pecho, abrazan tu sombra,
    y tal vez ya no sepan adaptarse
    al contorno de tu cuerpo.

    R. Desnos

    preciosas fotografías y excelentes palabras. Fenomenal!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Es cierto, por añorar hasta añoramos lo malo,
    pero creo que solo cuando va añadido a lo bueno.

    Tus fotos y tus palabras, todo excelente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hay palabras que se transforman en silencios. Cuando se va el silencio, llega la ausencia. Puede que se añore el envoltorio del silencio, no el dolor que provocó.

    Lo has expresado muy bonito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. El dolor nos hace sentir que estamos vivos. Eso ya es mejor que no sentir nada. Y no todos los dolores son iguales; el de la nostalgia, el que nos recuerda que hemos amado y hemos sido amados tiene una estela dulce.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Extraordinário conjunto de imágenes y palabras, precioso.
    Bona setmana.

    ResponderEliminar
  19. A veces las palabras, a veces los silencios, se turnan en sus cuchilladas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Bello blog con brillante contenido! Hermosa entrada con una genial combinación de fotografías y palabras. ¡Felicitaciones y un abrazo de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba!

    ResponderEliminar
  21. Cómo me gusta esa playa que dan ganas de zambullirse con la mirada pero por el frío que hace me retengo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Hay palabras que hieren más que cuchillos. Tiene un filo que jamás deja de cortar.

    Bss.

    pd. estupenda la foto del Ebro.

    ResponderEliminar
  23. He llegado hasta aquí, 1 de diciembre 2013. Otro día seguiré leyendo más.

    Este texto me ha gustado mucho. Es verdad que hasta el dolor se añora:

    "aguda espina dorada
    ¡quién te pudiera sentir
    en el corazón clavada"!

    (Machado)

    Mi felicitación, Luis que todas tus añoranzas se conviertan en verso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar