domingo, 25 de agosto de 2013

Badajo de sombra






Mudo badajo de sombra
los campos de Prades
 de silencio siembra
desde el alto
campanario
de la memoria.
Y mi corazón,
de bronce
solitario,
agoniza.







Música





26 comentarios:

  1. Preciosa imagen la primera, ahora no escucho tus letras, sólo el sonido de la campana que retumba entre la imagen, es que está viva.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las campanas son ya historia...pero una preciosa historia que no se puede silenciar.

      Bss

      Eliminar
    2. Es que las campanas hacen mucho ruído, algunas veces, tanto que pueden llegar a marear.

      Me apetecía volver a escuchar las campanas, y de paso saludarte.

      Un beso.

      Eliminar
    3. A mí me gustan las campanas...soy tan tontín tan ton tin tan ton tin :)

      Bss

      Eliminar
  2. Fotón!
    Me gustan las campanas! nunca he tenido la oportunidad de ver una tan cerca, esta es preciosa...*****
    Ahora está muda, pero puedo escuchar su repique,lo veo en su erosión, como la sabiduría en la piel de un anciano...

    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) asiassss!
      ¡Cuánta historia hay escrita, y ha sido escrita, por las campanas!


      Bss

      Eliminar
  3. Podra ser de bronce pero nunca estarás solo. Empezando con esa compañía interna que tienes.

    Me acordé de Sor juana. Jajajajajaja.

    Besos Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el repique de campanas Sor Juana se cambiaría de nombre: Sor Da :)


      Bss

      Eliminar
  4. Hay veces que el silencio es imposible dominarlo y ahí están ellas anunciando historias y reclutando sentimientos.
    Encantada me dejas
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. de silencio siembra
    desde el alto
    campanario
    de la memoria.

    adentre tanto en tu escrito que en silencio me he quedado, mi memoria se encargará del resto.
    muy pero q muy bueno.


    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
  6. Pobre corazón agonizante... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cada vez que tus pensamientos se agitan, el badajo de tu memoria hace sonar la campana del recuerdo y de la propia vida.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. yo perdi estas maravillas! musica tbien!!!! eres realmente y en VERDAD!!! mas que GENIAL!!!!!!!
    un imenso beso sonoro y un infinito abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Mi infancia fue al aldo de una iglesia y el sonido de las campanas me trae dulces recuerdos. A veces subía con mi hermano a tocar ¡imagínate!
    Besitos besitos

    ResponderEliminar
  10. Cualquier corazón, a cada golpe agoniza, a cada sonar de campana, cada segundo muere un poco.
    Fascinante la imagen.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. M'ha agradat molt la combinació de les dues fotografies. Aquesta estaticitat del metall fred-silenci i de cop, patam!! , un cos amb cor-tens-agonitzant aclamant fins a la punta dels dits poder...tocar la campana? (perdó, m'ha sortit aquest final de frase amb un xic de broma hehe). Ara en serio, i acabo com he començat. M'ha agradat molt!!
    Ei, al meu poble tampoc hi ha artistes com aquest! ;-)
    Petons!

    ResponderEliminar
  12. Hola Luis!!!!
    La sombra del silencio...sí que es triste, pero tú no cariño, tu corazón que no agonice nada, de nada, eh!
    La segunda fotografía me impresiona, no sé porqué.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  13. Mientras tú..nos REVIVES sin agonía.
    Mi abrazo para ti con cariño.
    mar

    ResponderEliminar
  14. Mientras tú no agonices...
    yo seguiré respirando.

    Eres badajo, campanazo, suspiro y aliento.

    Por eso siempre me muero por abrazarte, será normal esto??

    :))

    Repica a cada instante....

    Besos, mi Cyrano!!!

    ResponderEliminar
  15. Siempre la sombra, y sus cenizas.
    Agoniza un corazón de bronce. Que bella imagen

    Besazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Ay, los corazones. Cuán delicados!...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. ¡Dichoso aquél o aquella, que pudiera revivirlo,
    insuflando aliento vital y cálido cariño!

    Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar
  18. Y el badajo tan sensual de tu foto, hiciera... talán, talán...........

    ResponderEliminar