domingo, 28 de julio de 2013

Montblanc





Cincuenta y cinco latidos, escalones, campanadas, llevan al cielo de Montblanc  donde las piedras guardan silencio y el viento susurra historias de  muchachas que soñaron ser princesas y príncipes que no supieron soñar que eran muchachos.

El dragón de la memoria quebró su cautiverio… y vaga condenado al olvido por las escaleras que conducen al averno.






27 comentarios:

  1. ¡¡¡Pero qué bueeeno que ya regresaste de las vacaciones!!!!!! enseguida he visto tu entrada desde mi listado de lectura, antes de haber ido tú a mi blog, aunque me alegro haber tenido, además, tu visita, después de haber regresado.

    Hoy nos dejas más imágenes que de costumbre, me gusta la última, y un texto que dan ganas de soñar a ser princesa.

    Un beso y bienvenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte es sólo un paréntesis en las vacaciones :)
      Como a los peces les cuesta estar fuera del agua... a algunos nos cuesta salir del blog :)


      Bss

      Eliminar
  2. "El dragón de la memoria" Me encanta esa figura poética.

    Me alegro que hayas vuelto y te doy la bienvenida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las leyendas se nutren de la la memoria de lo que nunca ocurrió.
      Gracias... iré apareciendo y desapareciendo hasta septiembre.

      Bss

      Eliminar
  3. quants peus de princeses i prínceps varen acariciar aquestes escales de cargol...!
    La pedra és fresca a l'estiu...!

    Bon dia, artista!

    :-)

    petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La calor que està fent... desfà fins i tot les fresques pedres de la memòria.


      Ptns

      Eliminar
  4. esta entonces! que cosa increible!!!!!!cada vez que vengo aqui me emocion de tanta blleza!
    un grandissimo abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Veo que tus vacaciones te han sentado de maravilla.

    Esas escaleras nos esperan para bajarnos al infierno o para alejarnos de el...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. de lo mejorcito!

    esas escaleras tambien llevaron al cielo alguna vez.

    bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las escaleras tienen eso.... suben... y bajan.


      bss

      Eliminar
  7. Veo el dragón, hablo con él , visto de princesa y me siento tal...también de muchacha e igual me da VIVO tu relato y lo siento en mi imaginación y vuelo a través de ella, pero conducida por tí subo y bajo, corro, salto y me paro a respirar.
    Muchas gracias,

    Besos fuertes y muchos muchos ♥♥♥


    Tengo algo para ti, si gustas venir a mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace días ya me pasé por tu ¿blog?... pero para comentar hay que inscribirse en otra red... uff.... intentaré enterarme de ese nuevo medio :)

      Gracias, a ti.


      Bss

      Eliminar
  8. Me gustan las leyendas
    de princesas y dragones.

    Disfruta mucho de tus vacaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es impactante esta entrada, preciosas fotos.
    feliz domingo, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Misterio, embrujo, tiempo profundo de otro tiempo, de otra vida que ya no está pero que perdura en estado de latencia. La garganta me ciega de suspiros hondos, raíces, historias no vividas que perduran en mi y que me habitan.
    Siento que soy desde siempre y me atenaza, que no me atemoriza, la idea de que siempre seré.
    Me transportas a otros mundos, Barro. Quiero seguir contigo.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta transportarme así!!! que preciosidad lugares de ensueño!!! ummmmmm

    Bss

    ResponderEliminar
  12. A les taules de Montblanc no hi faltava ni el bon vi, ni el suc de civada o la sang de drac en totes les copes.

    ResponderEliminar
  13. Parece la subida a un faro...hasta oigo a las gaviotas y el rumor del mar...*

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Las mazmorras del sentimiento tienen el acceso enrevesado y a los guardianes siempre al acecho.
    Besos, mi Principito.
    :)

    ResponderEliminar
  15. Donde San Jorge luchó contra el dragón y las princesas dejan de recorrer parte del camino establecido para quedarse en esos parajes... tú nos haces viajar para descubrir Tarragona, no conocía este pueblo. Como siempre es un placer leerte.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  16. Luis, Sigue disfrutando de bellezas como esta para traernos nuevos aires y buenas letras. Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Como humana que vio de cerca el Plutonio, te exijo rectifiques. A ver si cualquier piedra va a ser ahora la entrada del Averno y me confundes a los seguidores de Orfeo.

    He cruzado océanos de tiempo para re-encontrarte. Tanto origen y tanto origen...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El PLUTOnio lo descubrió Disney, señorita... ¡¡¡¡un poco de cultura!!!!

      Eliminar
  18. Fantásticas fotografías, tienen mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  19. Entiendo muy bien a ese Dragón, es que ahora, debe de hacer muuuuuuuuuuuuucho
    caloooooooooooor en ese averno Puaaaaaaaaaaaaj........Le ofrezco un oasis en mi desierto :-)
    No habrá princesas, te aclaro, peor si limonada fresca.

    Besos y ¡feliz calor veraniego!

    ResponderEliminar