sábado, 18 de mayo de 2013

Lito Svokdos LXXXII










Despiedrilineado circuncardio las litoneuras
sinolvidadas de tus ojos que...
ya no me miran.




Música:





31 comentarios:

  1. Hola Luis!!!!
    Excelente voz de Lila, a quién no conocía pero que me ha gustado mucho.

    Creo que has creado unas palabras nuevas, podrías decir qué significan???
    Y por favor, que te vuelvan a mirar esos ojos!!!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pregúntales a las mismas palabras, te contestarán por duplicado cada una de ellas. :)


      Bss

      Eliminar
  2. Lo triste es que ya no te mire.

    El poema me parece innovador y la cantante ¡¡Increíble!!

    La fotografía perfecta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. i aquesta empremta genuina que m'encanta! oh... quan desfiles i enfiles paraules "made in versoabeso"..!

    petons artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Gràcies.
      Las paraules i jo... és un idili que mantenim ja fa anys :)


      Pts

      Eliminar
  4. Ojos que no ven
    lo que ver desean,
    ¿qué verán que vean?

    ResponderEliminar
  5. linda foto y cancion!!!!!! como me acurdo de esta cancion!!!!
    beso

    ResponderEliminar
  6. Si el iris está circunscrito a tu niña, no eres un rumiante (ni un pulpo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento, pues, por lo menos tengo claro lo que no soy... :)


      Otro abrazo.

      Eliminar
  7. Y ¿qué te impota que hayan dejado de mirarte un corazón de piedar con neuronas de idem? Cuanto más lejos mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... visto así.. me quedo con Cuco :)

      bss

      Eliminar
  8. Ay esos ojos...Ojos de alma de piedra.

    Me gusta tu poesía visual

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Me ha resultado un trabalenguas, uffff,

    sobretodo la primera palabra,
    todo un neologismo, empedrado.

    besos Luis

    ResponderEliminar
  10. Las mías sí te miran Verso. Te miran y te ven a cada hora, a cada instante, a cada recuerdo.
    Me gustan las palabras que te creas a tí mismo. Si es lo que digo yo: ¿Poqué hablar con las palabras de siempre cuando se pueden crear otras nuevas?
    - Porque las nuevas no las habías sentido cuando estabas en el vientre de tu madre y sí las de ella.
    - Es verdad. No había caído.
    -Todos queremos hablar con las palabras que sentimos desde nuestro propio embrión.
    -Qué cosas dices, Verso.
    -Como lo oyes.
    -Ningún problema, Verso, como todos tenemos madre, todos tenemos palabras.
    -Sí Tecla, pero no las mismas.
    -Joer, macho.

    ResponderEliminar
  11. Te mirarán otros
    que no son piedra.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hay personas que tienen los ojos así, y hasta dan miedo, al menos una piedra no lo hace adrede.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Supercalifragilsiticoespiraloidosamente circunscrito a la órbita estratosféricogaláctiva de unos orbitales que no ven o no quieren ver... vaaaaya xD:))

    Puedes venirte con RINO, pues claro, en mi calle hay sitio para todos y se quiere todo el mundo, lo malo es que llueve mucho:-)

    Muaaaaakkss!!

    ResponderEliminar
  14. Si te digo que aquí sobran las palabras...¡qué sutil y hermoso!
    Una belleza delicadísima...¡ah, gato, qué artista eres!

    ResponderEliminar
  15. El lanzamiento de un verso y una piedra dibujan en su trayectoria la órbita de una conmoción. Salut!

    ResponderEliminar
  16. Wao !

    esos ojos,
    que ya no nos miran.

    Nos queda el recuerdo.

    ResponderEliminar
  17. ¿Y si nos miran por dentro?
    ¿Y todo lo que no somos consciente que nos mira?

    Habrá que abrir los ojos.. todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. No te importe, hay otros ojos que también te pueden mirar, los nuestros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Perder la línea principal de la piedra para rodear la piedra, recreándose en los detalles y no ir al grano ... :))

    un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Aunque fuese a pedrada limpia... no dejaría de mirarte.
    ;-)

    Besos desempedrados.

    ResponderEliminar
  21. jajaja y después de que me quedé bizca y con tortícolis por leer el texto de la imagen,
    me doy cuenta de que lo volviste a escribir derecho ajjjjj jajajaja.

    Al menos en piedra quedan delineados los ojos y quizás, desde ahí,
    te sonrían. O no. Quien sabe.... :-)

    ResponderEliminar