martes, 5 de marzo de 2013

Svokdos de Ladón




Dragón Ladón, hierro forjado del soporte de velas del claustro de la catedral de Barcelona






De las fauces de Ladón
 brota el fuego del olvido
que pronto habrá convertido
de nuevo en cenizas mi corazón.









Musica:

39 comentarios:

  1. Eres un artista, querido Gato, las fotos son geniales.
    Ladón se ve fiero,pero seguro que tú lo amansarás.
    Besitos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      Estoy haciendo un curso de bombero :)


      Bss

      Eliminar
  2. Que maravilla de fotos Verso, y preciosas las palabras que las acompañan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Como nos ayudan las máquinas para algunas cosas! :)

      Gracias


      Bss

      Eliminar
  3. Oh oh oh oh ...que maravilla..¡¡

    Cuanto me alegro haber pasado por aqui .

    Hago "coleccion" de Dracs..tenemos el libro "Drakcelona" y los vamos fotografiando todos ...

    Me ha encantado este blog.

    Abrazos desde casi Barcelona ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro :)
      Yo "colecciono" gárgolas, y tengo algunos dragones de Barcelona, sobre todo, ejemplares de Ladón, abundan en nuestra ciudad... si te interesan, no tengo problema en pasarte las fotos.


      Un brazo

      Eliminar
  4. De esas cenizas renacerás como el ave Fénix.
    Las fotos (como siempre) son geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los poetas renacemos tras cada poema para morir en el siguiente.
      Gracias :)

      Eliminar
  5. El olvido es un mal compañero del corazon, pero este siempre es capaz de sobreponerse.


    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja cicatrices... pero llega un momento que hasta adornan :)


      Bss

      Eliminar
  6. Que triste el desamor...pero podemos resurgir..

    Falla buenisimo!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "19 días y 500 noches", como dice sabina :)
      O Don Juan:
      "Partid los días del año
      entre las que ahí encontráis.
      Uno para enamorarlas,
      otro para conseguirlas,
      otro para abandonarlas,
      dos para sustituirlas
      y una hora para olvidarlas"

      Más... ni Sabina ni D.Juan soy.


      Bss

      Eliminar
  7. Que dragón... se quemó con su propio fuego...
    aishhh si resurgimos de cenizas, si. En la próxima foto un ave fénix

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fénix de las cenizas cada latido me corona, pues el rescoldo mi propio aliento mantiene, ¡vive dios!

      Bss

      Eliminar
  8. El Dragón de las Hespérides, guardas todos los jardines por los que paseas, respetándolos y haciendo que el corazón deje de llorar.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso es ver un símbolo pagano en el claustro de una catedral y en muchos edificios religiosos. Deben de pensar que si protege.... no importa la procedencia :)

      Bss

      Eliminar
  9. El dragón con las luces desenfocadas al fondo como si fuera fuego resulta un conjunto espectacular. Gran fotografía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jugar con la profundidad de campo suele dar buenos resultados :)
      gracias

      abzo

      Eliminar
  10. Pero resurgirá. A pesar del fuego de Ladón, el corazón resurgirá de las cenizas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que al final se hace ignífugo :)

      Bss

      Eliminar
  11. Qué buenas las fotos!!! Me gustan muchísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora! :D Ojalá que también te guste el nuestro!! Un abrazo fuerte! :)

    http://melodiasporescrito.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Abre sus fauces el fuego... a mi corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corazón y fuego... combustible y comburente :)


      Abzo

      Eliminar
  14. Hola Luis!!!
    Muy buena música y las fotografías geniales!!
    Parece que está rodeado de fuego, abrasando el corazón más sensible y aún así sigue latiendo en tus palabras.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      Y sí, está rodeado del fuego de las velas que depositan los fieles en ese gran soporte-candelabro de hierro forjado.

      Bss

      Eliminar
  15. Preciosa la foto. Dan ganas de meter la mano en la pantalla para tocar al dragón. Se palpa con la vista.
    Necesitaríamos muchos Ladón para protegernos de las injusticias del mundo, y no sólo en las catedrales, y tampoco nos vendrían mal ciertas dosis de ese fuego de olvido, pero bien administrado, eso sí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Yo no lo haría... a mí me mordió :)
      Fuego purificador necesitaríamos, sí...¡ y mucho!


      Bss

      Eliminar
  16. uau! és que la foto és increïble, quin ull!
    i amb els svokdos, artista, hi tens la mà trencada ;-)

    quins regals que ens fas,
    que bé!
    gràcies!

    abraçada..!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La mà trencada? A veure si m'enguixen... :) Gràcies. Venint de tú, aquests elogis tenen molt valor, ja que tú en tens les dues mans trencades :)

      Ptons

      Eliminar
    2. sort que això de la mà no és literal eh? :-)))

      idò,

      salut!

      Eliminar
  17. Esperemos que lo expresado en tus versos no suceda en la Realidad.

    La foto estupenda y Falla siempre magnífico, esta danza del Fuego, ¡me encanta!

    Besos

    ( Pd. Me alegro de que te gusten mis entradas de Andalucía)

    ResponderEliminar
  18. Aclaro: La primera foto de las dos, es la que me gusta más. Cuando dijo "estupenda", pienso en esa.

    ResponderEliminar
  19. El fuego del olvido es lo que tiene, arrasa con todo sin piedad, convirtiéndolo en cenizas para que se resurja de ellas una y otra vez cual ave fénix, hasta que un día se las lleve el viento y ya no nos podamos regenerar más.
    A veces el fuego cura, y otras destroza y ya no se puede arreglar.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  20. Te había saltado, Luís.
    Lo siento mucho.
    Qué mirada tienes, Luís. La quiero. Mirar a través de ti es un sueño. Cuanta magia y cuanto misterio en este Ladón que extiende su lengua entre las luces de la noche.
    Fantástico.

    ResponderEliminar
  21. Corazones heridos, cicatrices que quedan marcadas como heridas profundas en el corazón, difíciles de cicatrizar, sólo el tiempo es el encargado de ellas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Tu corazón no sabe de olvidos, es un puente constante de tic-tacs y de latidos...

    Yo lo sigo escuchando aunque la nieve quiera sepultar las sombras del recuerdo.

    Un beso, mi cielo.

    ResponderEliminar