lunes, 7 de enero de 2013

Svokdos LXXI








A la deriva en tu orgasmo,
entre tus pechos
encallo.

música:




32 comentarios:

  1. No es un mal encallar, ya se sabe, después de sortear la marea, el reposo del marinero.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. Qué suertudo que es el mar, eh???

    :P

    Debussy et la mer... Mmmmummm!!!

    Besitos, lindo gatito.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante esta entrada... bellísima... apasionada...

    El mar erupción volcánico de olas húmedas que besan los cuerpos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Es lo que pienso yo después de leer tus entradas :)


      bss

      Eliminar
  4. :))
    detenerse en la orilla, mientras el vaivén de las olas consigue inmovilizar un cuerpo para acabar empantanado jaja

    gracias, te renombré.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vaivén de las olas besa las orillas y mece los brillos en la playa.

      :)


      Bss

      Eliminar
  5. Encallar, marearse,perder el rumbo... la mar puede convertirlo en algo precioso...allí reside su magia*

    Palabra de farera

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...sumergirse, coronarse de corales, estallar en la cresta de una ola... besar los pies descalzos de una farera...


      Bss

      Eliminar
  6. ¿Que mejor lugar para encallar? Descansar entre las olas tibias de un momento cálido.

    ¡¡Me encantó!! Besos querido Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valles de profundo afecto para encallar y escuchar latidos,
      Gracias.


      Bss

      Eliminar
  7. Me parece toda una vida... Las emociones, son más puras cuando mantienen su inocencia.


    abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las emociones sólo el corazón juzga su pureza.



      Abzo.

      Eliminar
  8. Ahí, en el puerto del deseo...

    Maravilloso

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puerto, cobijo, ensenada... donde reposa el deseo.

      Gracias.


      Bsss

      Eliminar
  9. no hay anclaje más hondo donde encallarse...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pienso como María varu, hay un valle más profundo donde anclar, Y si a eso has llegado, ahí has anclado, permanece: hay latidos tardíos que te harán feliz.

    ResponderEliminar
  11. He venido por el camino más largo hasta esta refugio de versos y buenas imágénes. Parece que ya no hay cenizas, sino anclajes bellos.

    Un placer el paseo salpicado de música, imágnes sugerentes, besos y versos. Que tengas un año emocionante y que sea especial.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cenizas siempre habrá mientras sople la brisa... por eso migran entre versos y besos.
      Adelante con ese 2013, que nos traiga.... (por lo menos, que no se lleve)



      Bss

      Eliminar
  12. IMPRESIONANTE, Luís.
    Estoy maravillada.




    -Ejem, ejem. ¿No ibas a dar cursos de fotografía?
    -El Arte no se enseña, Tecla, se tiene o no se tiene.
    -Ainnsss.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generoso comentario... y sí, he recibido cursos de fotografía... y he empezado a impartir alguno :)
      Y arte... los dos escribimos ¿no?


      Bss

      Eliminar
  13. Esa pieza es una maravilla, Gato.
    Si te digo la verdad, muchas veces no oigo lo que cuelgas, me quedo sólo con tus palabras y tus fotos.
    Hoy la he reoído, la tengo en casa y es preciosa.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música es sólo un complemento :) Y sí, hay veces que "encaja" perfectamente.


      Bss

      Eliminar
  14. Jolines.... que buena forma de irse a la cama.
    Besos y más besos

    ResponderEliminar
  15. infelizmente ayer no lo habia visto! estaba de muy mal humor, frio, frio, y hoy nieve, nieve y toda Jerusalem parada y mi balcon tiene 1m, de hielo!!! horrible, pero esta imagen tuya QUE BELLEZA!!!!!
    me levanta el animo ver tnat criatividad!!!! abrazos

    ResponderEliminar
  16. No hay mejor anclaje que en el cuerpo de la persona amada....
    Todo un mar de emociones, con la frescura de las olas y
    Debussy marcando el ritmo...

    ResponderEliminar