miércoles, 30 de enero de 2013

Generosa...Ludmila









Generosa la garganta entregas
al filo de la espada
que sembrará de rojos claveles
tu cuello y tu falda.




Ludmila, reina Noruega que aceptó ser degollada y que le arrancaran a su hijo de las entrañas los invasores alghurienses ante su pueblo  para aplacar su ira y a cambio de que no saquearan el reino y pasaran a cuchillo a todos los niños menores de diez años como tenían por costumbre.
“Historien om Alghur”  De Robert Wert, 1978 edit. New Horizon






34 comentarios:

  1. Por diosss... que impresionante la historia y las fotos tremendas!

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca tuve claro qué podía ser más cruel, si la realidad o la ficción.


      Bss

      Eliminar
  2. Las fotos increíbles, tus versos encajan divinamente en esa maravillosa historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La historia está llena de verdades y mentiras...muchas veces increíbles.

      Bss

      Eliminar
  3. Cómo para pedirle un sacrificio tal a cualquier rey-reina de ahora:):)

    El hombre, desde el principio, perfeccionando sus dotes de maldad.
    Aunque esta cruel historia no haya sido real, muy cruel se ha de ser para inventarla:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuentan de un rey que sacrificaba elefantes para regalárselos a su amante....
      Es que hay unas mentes tan retorcidas... :)


      bss

      Eliminar
  4. Bufff...eso si es "pringarse" hasta el cuello...
    Nunca he entendido muy bien que alguien anteponga la patria a los suyos...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, pero en las películas épicas queda muy bien :(

      Bss

      Eliminar
  5. No veo yo a los de hoy en día aceptando ese sacrificio. Hummmm, no! Con razón son solo leyendas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el futuro habrá una leyenda en Botswana de un rey.... :)

      Bss

      Eliminar
  6. nunca se sabe realmente la verdad...pero que lindas fotos!!!!
    abrazo imenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda... es realmente muy difícil.

      gracias.

      Bss

      Eliminar
  7. Hay que tener valentía para tomar una decisión así.

    Pensé que los claveles serían arrojados por el público, pero la imagen delata que no son esos los claveles, no.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentía... o locura.
      ¡Ríos de claveles desató la primavera!

      Bss

      Eliminar
  8. No conocía esta historia... Qué valiente!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Desde luego no se me ocurre mayor muestra de generosidad, algo impensable, desde luego en esta sociedad actual, donde cualquiera vende a su propia madre por un par de Euros.

    Geniales los versos que le dedicas a esta heroina.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, hoy en día no se plantean situaciones así...y tampoco creo que terminaran de la misma manera.

      Gracias.

      Bss

      Eliminar
  10. Dios! se le ponen los pelos de punta a una al leer la historia y ver las imágenes..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las imágenes te puedo asegurar que son ficción, la historia...

      Bss

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. La locura del ser humano lo hace todo posible.

      Bss

      Eliminar
  12. Wauh... impactante historia. No la conocía. Me han parecido preciosos los versos que le has dedicado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La historia, o leyenda... realmente merecía un toque de delicadeza :)

      Abzo

      Eliminar
  13. Sin duda una gesta admirable.
    Hay que tener mucho valor, y no tanto para dejarse degollar como para que te arranquen un hijo de las entrañas.
    Dios! no veo una decisión peor que tomar.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un rey de hoy en día lo tiene más fácil, le basta con echar a correr y luego decir: "lo siento, me he equivocado.No volverá a ocurrir" :)



      Bss

      Eliminar
  14. Hola Luis!!!!
    Impactante historia nos cuentas, terrible decisión de esa Reina, pero sin duda son antiguas leyendas, aunque...quién sabe, lo que fueron capaces de hacer en aquellos tiempos!!??.
    Muy buena fotografía, y por supuesto tus versos, hermoso homenaje a una Reina!!

    Un abrazo!!!!
    PD.Gracias por tu visita, me encanta que vengas pues me haces unos comentarios extraordinarios!!!!
    PD2. Te he repetido el comentario pues no me quedó claro si se había publicado, pues el ordenador se me quedó parado en se momento, cosas de la era moderna, jaja, menos mal que lo copié ante la duda. Haber si ahora hay suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte la historia forma parte de la ficción poética de este blog :) Aunque la humanidad ha hecho atrocidades iguales o peores... la realidad supera a la ficción.

      Gracias :)

      Bss

      Eliminar
  15. Generosidad que en estos tiempos no sirve de ejemplo, la considerarían ridícula y así vamos.
    Pura ambición, querido Gato.
    Besos besos
    P.D. Que la belleza siga anidando en ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente, generosidad, altruismo....no son los valores de moda (entre los políticos, empresarios y economistas, menos)

      Gracias.

      bss

      Eliminar
  16. Pero si es que no sé qué comentar, impactante, sin palabras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando inventé la historia... hasta yo mismo enmudecí :(


      Bss

      Eliminar
  17. La foto es fantástica, Verso.

    No recordaba la historia de Ludmila, valiente reina.

    Y Vangelis, delicioso, como siempre.... ¿que decirte?

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Una composición preciosa, gatito.

    Tu imaginación no tiene límites...

    Pero no me vas a pillar, no.

    Ahora me voy a ver a Lucía... jajajajj la del post anterior.
    Besitos, canalla!!!



    ResponderEliminar