martes, 4 de diciembre de 2012

Svokdos blanc








Blanca muerte
del  grave  vientre
del contrabajo brota.








musica





30 comentarios:

  1. Muy bella la imagen, aunque la muerte nunca podrá ser blanca, yo la percibo muy negra.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanca, dura y fría cuando se lleva la inocencia...


      Bss

      Eliminar
  2. blanca y silenciosa muerte en el contrabajo del vientre maternal que queda vacío de amor.

    BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, cuna y ataúd de ternura infinita.


      Bss

      Eliminar
  3. La muerte se viste de blanco, inocente. Llora con dolor y profundidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. El sonido del contrabajo siempre me ha sonado fúnebre :(


      Bss

      Eliminar
  5. Relaciono la muerte blanca con la de un niño y qué quieres, me inunda una tristeza...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, de ahí la tristeza que pretendía comunicar.


      Bss

      Eliminar
  6. M'agrada molt el contrast de sensacions i colors que hi ha a la fotografia. Bon ull..!! :-)
    Petons, artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies. Es que la vida está plena de contrastos.

      Ptons

      Eliminar
  7. Triste pero a la vez muy ¡¡Bello!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tristeza teñida de belleza es menos triste.
      Gracias.


      Bss

      Eliminar
  8. La vida y la muerte a través de la música.
    Besos, Lindo Gato

    ResponderEliminar
  9. Tan triste es la melodía.
    Creo que el que dice hasta luego ahora soy yo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hasta luego... hace pensar en el infinito. El adiós siempre es reversible.


      Abzo

      Eliminar
  10. Maleficio condal: pedir cuentas al juego de palabras (vida);
    abandonarse a la pasión (pecado) y, a la ventura, faltar contra el
    orden (muerte).
    Recomenzar hasta la aurora.

    José Miguel Ullán

    también me gustó a pesar de la desdicha de ver a los demás en la lejanía de un cuadro en blanco.

    Un acierto :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cuadro en blanco lo pintó un dios borracho y lo tituló "pecado". Puro onanismo conceptual.


      Bss

      Eliminar
  11. Que hermosa música...

    La foto y el hayku una delicia ¿ es un hayku verdad?

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... pero no es un hayku, es un "Svokdos" : http://decenizas.blogspot.com.es/2010/01/hoy-teoria-y-documentacion-svokdos.html


      Bss

      Eliminar
  12. Sabía que eras tú!

    No es muerte.
    Es vida.
    El blanco es vida.
    Vida de tango,
    de pasión.

    Un abrazo


    *Siento contradecir a tu svodko.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo sospechaba :)
      Vale, no es muerte; aceptamos pulpo como animal de compañía :)


      Bsss

      Eliminar
  13. El contrabajo siempre me pareció un instrumento triste. Melancólico donde los haya.. sus notas son perfectas para acompañar al requiem.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  14. Con trabajo se posan las emociones en la frialdad del blanco
    grisáceo que recuerda a la nieve, en pleno invierno.

    Besos

    Pd. De la Trilogía, la película que más me gustó fue Azul.
    Me pareció soberbio el tratamiento del duelo de ella y excelente
    la actuación de Julliette Binoche.



    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Me llegan los acordes del contrabajo anunciando la pérdida de la inocencia.
    Es una imagen extraña, muy diferente a las que sueles mostrarnos. No sé si interpreto bien tu idea.

    ResponderEliminar